¿Qué es la transformación digital?

Recogiendo los hallazgos en la literatura definimos la transformación digital como el proceso gradual y particular de cada organización de intentar responder y adaptarse –de forma más o menos controlada- al nuevo contexto social, económico, cultural, etc. altamente marcado por la ubicuidad y conectividad de las tecnologías digitales. La transformación digital, en este sentido, sería un efecto y respuesta organizacional a la digitalización de la sociedad e implicaría tanto la adopción de nuevas tecnologías digitales como también una serie de cambios organizacionales profundos que permitirían obtener una mayor maduración y ventaja comparativa frente a organizaciones que aún no emprenden su transformación digital.

¿Cuál es el panorama de las empresas hoy?

Innovaciones digitales como analíticas de Big Data, computación en la nube, el Internet de las Cosas, la Inteligencia Artificial, entre otras, estarían liderando una nueva ola de digitalización de la sociedad. Estas innovaciones estarían siendo crecientemente introducidas en las empresas bajo diferentes estrategias de transformación digital –más o menos consolidadas- las cuales reportarían una serie de desafíos y beneficios para las empresas.

No obstante, la transformación digital no debe ser entendida como la mera compra de objetos discretos ya acabado.Es un proceso más complejo y dinámico que involucra variados factores altamente relevantes para obtener una real mejora o ventaja competitiva para las empresas.

En la literatura revisada se ha problematizado que las empresas tienden a diseñar y gestionar su transformación digital centrándose exclusivamente en la inversión y adquisición de soluciones tecnológicas. Con ello se tiende a privilegiar la automatización de procesos pre-existentes en vez de apuntar hacia una transformación que posibilite nuevos productos, procesos y modelos de negocios. Se acostumbra a separar el lado TI del Business Management a la hora de (Westerman et al. 2011), generándose resistencias al cambio y críticas de las reales ventajas económicas que comporta este cambio.

Asimismo, se tiende a subestimar el “factor humano”: las dinámicas cotidianas de las personas y las implicancias organizacionales en la transformación digital de las empresas (Ancarani y Di Mauri, 2018; Kohnke, 2017). Esta realidad puede conducir a que las tecnologías digitales queden sin uso si los trabajadores no saben cómo aprovecharlas o no reconocen su utilidad para sus tareas, inhibiendo sus capacidades transformadoras (Kane, 2017).

¿Qué modelos utilizamos para construir nuestro enfoque de estudio?

Para enriquecer las variables relevantes de una transformación digital, indagamos en dos cuerpos de literatura interrelacionados:

1) Por un lado, los modelos de adopción de tecnologías (Difusión de innovaciones y Tecnología-organización-entorno), los cuales son de larga data y son útiles para comprender el avance y difusión de ciertas tecnologías por sobre otras entre las empresas.

2) Por otro lado, los modelos de madurez digital (Madurez y Cociente), los cuales sugiere concebir la transformación digital de las empresas como un proceso de crecimiento que involucraría el desarrollo de variadas capacidades y aspectos de la organización. Estos modelos se basan de forma implícita en algunos de los factores identificados al estudiar la adopción tecnológica y tienden a establecer niveles o estadios de maduración digital.

Nuestra propuesta de transformación digital

Considerando el consenso que se manifiesta en la literatura, el cual indica que se debe ir más allá de concebir la transformación digital como un proceso cuyo motor sea lo tecnológico y considerar otros aspectos fundamentales de las empresas para el éxito de la transformación digital, como la estrategia, liderazgo, cultura organizacional, la construcción de capacidades y competencias en los colaboradores, entre otras, desarrollamos un modelo de análisis con 6 dimensiones que guían y operacionalizan nuestra definición conceptual de transformación digital y que pueden revisar en mayor profundidad aquí.